lunes, 21 de abril de 2008

Un experimento a través del tiempo

Este fin de semana ha sido clave para mí, de alguna manera he podido hacer una pausa simbólica en mi tren de vida académica que a veces va muy acelerado y me he dado tiempo de poner la mente en blanco, como lo deseaba desde hace ya tiempo, de disfrutar al máximo las pequeñas cosas de la vida que se me presentaron en estas 48 horas anteriores (ahorita ya son las 0:43 del lunes y le estoy robando minutos a un día que ya no entraba dentro del plan del ocio del fin de semana), y me he dado tiempo de hacer algo que tenía pendiente desde hace ya tiempo: ir despegando la idea de lo que va ser de mi en un futuro no muy lejano.

Definitivamente quiero hacer un doctorado, no estaba en mis planes hacer una maestría en Materiales, yo quería irme por el lado de la Física Médica pero la vida a veces nos lleva por otros caminos, no menos interesantes, pero ahora no me disgusta el área porque todas las áreas científicas son, por su propia naturaleza, interesantes. Lo que ahora me inquieta es cuando, en dónde y en qué voy a hacer el doctorado. Definitivamente sé que el 2008 no será mi año de arranque de ese proyecto pues mi tesis aún está en desarrollo y después viene la fase de la tramitología para obtener el grado. Sé que eso de los posgrados se tienen que planear por lo menos con un año de anticipación y un calendario interno en mí me decía ya a gritos que tenía que empezar a entrar en el tema.

Alguna vez ya había investigado un poco pero es necesario tener tiempo y cabeza para leer cuidadosamente los mares de información que provee el Internet. Me metí nuevamente a la página de la Secretaría de Relaciones Exteriores de mi país y pude encontrar la puerta de entrada a la información que estaba buscando.

Después de una famosa plática que tuve con mi asesor (que creo que documenté en el blog) no me deja de brincar en la cabeza Canadá como el lugar ideal para mí por muchos aspectos. Claro que no es cosa de decir: "mañana me voy para allá", sé que es un proceso largo y que me costaría mucho trabajo si es que decido empezar a adentrarme en el proyecto. De hecho, la breve vislumbración que acabo de tener con ese mundo, no dolió pero si incomodó un poco pues de repente sentí el peso del paquete que sería "entrarle a ese toro" y no lo veo tan trivial, pero nada es imposible, las cosas empiezan por algo. Hoy me animé a pedir information, claro que tenía que ser en inglés y yo sé que no estoy tan mal, lo que mas sé que me falla es la desdichada conjugación de los verbos, por todo lo demás, no tengo tanto problema.

El título de mi entrada viene al caso por lo siguiente: quiero hacer un experimento a través del tiempo porque a mi eso de los brincos en tiempo es un tema que me apasiona. Quise mencionar todo esto que me sucedió hoy para ver que pasa al final del camino, tal vez dentro de un año sea un tiempo aceptable para ver que pasó, si pude o no pude, si el plan cambió para bien o mal, si lo logré o no, si eché todo a perder o si me empeñé para que sucediera. Claro que sería genial que sucediera, pero si en porcentajes hablamos, creo que llevo adelantado un 0.0001% del proyecto, o sea, casi nada, vamos a ver que pasa, espero algún otro día de estos escribir más al respecto para ver si ha habido algún avance. Le voy a llamar esto "El Proyecto de la Hoja de Maple", a ver que sucede, y si sucede... nunca más dudaré que los milagros existen.

P.D. La universidad bajo la mira es la McMaster en Ontario. Discúlpame Diosito por mirar tan alto, a ver si no duele el golpe de la caída :).

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...